Transferencia embrionaria

La transferencia embrionaria es el paso final de todo tratamiento de alta complejidad. Dado que la fecundación de los óvulos y posterior desarrollo de los embriones se realiza in vitro, es necesario transferirlos al útero materno para que se implanten y continúen su normal desarrollo.

Una vez que se ha realizado la fecundación, tras unos días de cultivo se evalúa la calidad de los embriones y en función de ello se decidirá el día en que se realizara la transferencia. Dependiendo de la cantidad y calidad de los embriones, podrá optarse en transferirlos en estadios tempranos del desarrollo o continuar su cultivo in vitro hasta el estadio de blastocisto (día 5 del desarrollo) lo que permite una mejor selección de los embriones a transferir.

La transferencia de embriones es una técnica sencilla, por medio de la cual, utilizando un catéter o cánula fina que se introduce por la vagina, se depositan los embriones de mejor calidad en el útero materno. Por lo general se realiza de manera ecoguiada, utilizando un ecógrafo para visualizar el sitio adecuado en donde depositar los embriones.

Los pasos para poder realizar la transferencia son los siguientes:
  1. Se pone el espéculo esterilizado en la vagina.
  2. Se limpia la vagina con suero fisiológico.
  3. Se limpia el cérvix con una gasa estéril.
  4. Se hace una prueba de cuello con una cánula para verificar que ingrese correctamente.
  5. Se introducen los embriones en el catéter o cánula dentro del laboratorio.
  6. Se introduce el catéter en la vagina y se accede al útero.
  7. Los embriones son depositados lentamente en el fondo uterino.
  8. Se saca suavemente y con cuidado el catéter.
  9. Se corrobora que no hayan quedado retenidos los embriones dentro de la cánula.

Es un proceso que dura unos pocos minutos y para el cual, en la mayoría de los casos, no es necesario anestesia. Solo en las transferencias complicadas y para mayor comodidad de la paciente se recurre a la utilización de la misma.

Luego de realizada la transferencia, la paciente puede mantenerse en reposo durante unos minutos, pero finalizado ese tiempo podrá llevar una vida normal.

Lic. Hechenleitner, Noelia