Todavía no incide en la fertilidad

Según la OMS, una de cada seis tiene problemas para procrear; la medicina logró avances, pero casi no hay espacios gratuitos para contener psicológicamente durante la espera

Si bien es cierto que disminuyó la cantidad de espermatozoides que generan los hombres, el número no es preocupante a nivel poblacional, ya que no hay menos nacimientos en el mundo por esta causa. Antes, el estándar era 20 millones de espermatozoides por mililitros, actualmente la cifra bajó a 15 millones. De todos modos, el número sigue siendo aceptable y no afecta a la fertilidad. Se cree que la alimentación, el estrés y el medio ambiente son las principales causas de este fenómeno"